miércoles, junio 02, 2010

Homenaje

Hay personas que llenan el espacio y el tiempo de un modo tal que al irse, su ausencia rasga, duele, te resquebraja... haciéndote ver que su vacío, su lugar, nada ni nadie lo podrá llenar jamás.

A mi segunda madre, mi abuela. A las tres y media pasadas de la madrugada, hace hoy una semana, nos dejó... y parece que fue ayer.



Aún no te has ido y ya me duele tu ausencia.

Conservo en mi memoria tu aroma: la esencia de hija, madre y abuela coraje que siempre fuiste.

Tengo en los labios muy presente la tersura de tu piel: fiel reflejo de la dulzura y ternura que irradiabas.

Son tus manos la suavidad personificada: me siento honrada de haber disfrutado de tus caricias.

En conjunto, siempre has sido, eres y serás: La mujer luchadora y cariñosa que todos han conocido y que sólo unos pocos, los escogidos, hemos podido compartirte.


Te quiero abuela


3 comentarios:

MARISA o famalap dijo...

Cómo lo siento Grazziela!! sé el cariño que os teníais y tuve la suerte de conoceros y disfrutar de su dulzura y cariño.
Todo nuestro apoyo y abrazos para tí y tu familia.
Teníendola en tu mente y recordándola como la recuerdas, es el mejor homenaje que puedes hacerle.
bicos

Messaggero dijo...

Gracias Marisa, ciertamente la conociste, la pobre ya estaba pachuchiña pero era un cieliño, todo ternura,todo amor. Me emociona que la recuerdes con cariño, gracias guapa. Un bico para ti y un abrazo enorme para tu familia, a ver si un día que vengas por galicia nos vemos.

Nuria dijo...

La mía se fue hace tres años y el vacío que me dejó no podré llenarlo jamás.

Lo siento.